Empiezo de nuevo.

Porque vengo del fin del mundo y no hay nadie en casa y otra vez -sí, otra vez- me olvidé las llaves. Y la leche y el pan y los yogures.

Empiezo todo otra vez.

Porque se fundió la bombilla y no sé cambiarla y se hace de noche y los niños gritan. Y el baño y la cena y a la cama.

Porque me duele la rodilla y suena el móvil y dicen que mañana lloverá. Y el parque y la merienda y los paraguas.

Empiezo una vez más, desde el principio.

Porque no sé hacerlo mejor, recomienzo el amor infinito y el deber cada mañana. Para que no lleguen tarde. Me conformo con no llegar tarde.

Y los deberes y los amigos y los dibujos de Alejandra:

MI MAMÁ

A veces me parezco tanto a los dibujos de Alejandra.

Publicado por Yolanda Román

Jurista, activista y mamá equilibrista. Aquí sólo hablo de amor y de política. En el amor soy militante contumaz del totalitarismo libertario. En política no me caso con nadie. Escribo para no morir aplastada por mi misma y a veces soy M. George. En Twitter: @stricto_sensu.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Yolanda amiga : Este texto tuyo no tiene una respuesta clara. Si tú te sientes como cuentas, sin saber muy bien cómo actuar, con un rostro desfigurado… no sé qué decir. Porque lo que sucede, es que no das esa sensación a los de fuera. Al contrario, siempre me has parecido muy firme y segura de ti misma, hacendosa, enérgica y emprendedora… Bueno pues sabes qué? Que me quedo con la imagen que tengo de ti. Me la creo más.
    Y si no, atrévete a desmentirme…
    Un achuchón.
    -Jaime-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.