No te justifiques, bonita

¿Estamos las mujeres sometidas a más presión que los hombres? ¿Se nos juzga más severamente, se nos exige más que a ellos? Parece que sí, pero creo que a menudo somos nosotras, y entre nosotras, las que nos imponemos una serie de requerimientos y apremios, de obligaciones y constreñimientos que, en realidad, nadie nos reclama. […]