El hombre que no podía soñar

“Érase una vez un hombre tan cobarde que no se atrevía a soñar.  Incapaz de imaginar mundos mejores, pasaba sus días maldiciendo de todo y vigilando a sus cuatro ovejas. Las contaba una y otra vez, convencido de que al mínimo descuido podrían escapar o ser robadas. El hombre que no se atrevía a soñar […]