En defensa de Bob (Esponja) y Max (Estrella)

No me prodigo mucho en la puerta del colegio de mis hijos. En las películas siempre parece un momento hermoso y feliz, pero recogerles a la salida de clase suele resultar para mí en una experiencia traumática. Me genera un extraño sentimiento de no pertenencia y el deseo insensato de ponerme a beber whisky en […]