Únete a la conversación

1 comentario

  1. Nuestra democracia es tan jóven y tan frágil comparada con la británica! Debatir y dialogar serían temas de la asignatura Educación para la Ciudadania de la que tanto se mofan algunos. También debería “instalarse” algún día en las familias, entre hombres y mujeres (!). Respetar y valorar la posición contraria en lugar de aniquilarla.
    Por ahí va claramente la linea a seguir. ¿Por dónde empezamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.