Viajes que merecen la pena…

Reincidir en la “incidencia política” es lo que hace que yo esté aquí… en este blog, rodeada de incidentes  y reincidentes.  Somos un grupo de mujeres que nos lo creemos y trabajamos, o intentamos trabajar, por y para cambiar las cosas.

Mi objetivo cada mañana es buscar oportunidades para avanzar hacia la justicia social, denunciar las barbaridades que se producen en muchos lugares del mundo, apoyar a esas increíbles personas que en los sitios más difíciles entregan su vida por la libertad de expresión, el derecho a la tierra o la lucha por los derechos de las mujeres, entre otros. Y espero que este blog sea un espacio más de altavoz, de denuncia, de chillar al mundo lo que siento y que también sea de escucha, y así recibir sugerencias y aportaciones.

Y como no solo vivo de la denuncia, dejaré espacio para mis chutes existenciales.

Para mi este blog es un viaje… ni sé ni me importa donde acabará, eso si me encantan mis compañeras de camino y ya por eso merece la pena.

Publicado por Maria

Activista convencida de la necesidad de incidir para conseguir cambiar y evolucionar. Responsable de la Incidencia Política en temas internacionales en Amnistía Internacional. Este es un blog personal.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Apoyo tu viaje. Vuestro viaje. Estoy segura que de él saldrán cosas buenas. Este blog tiene muy buena pinta ya incluso desde su diseño. ¡qué clarito todo! seguro que la forma apunta al fondo; las cosas claras y dichas con todas las letras.
    Ánimo al grupo.

  2. Buenos días a todas y cada una que formáis ese quinteto que, bajo el dudoso nombre de Reincidentes -sic, ¿reincidentes en qué?- emprendéis el camino de la comunicación con el exterior, es decir con los de afuera. Me gusta la idea, así como la intencionalidad de la misma. De la misma manera que me aventuraría a decir que sé perfectamente por dónde van a ir los tiros – que los habrá. Si he decidido entrar al trapo es porque me encanta dar cuerpo a iniciativas como la vuestra en el amplio sentido de la palabra. Desmontar, descreer y volver a montar y creer en las ideas, en las formas y en los orígenes de las mismas forman parte de un entusiasmo que todos deberíamos conservar bien que no sean buenos tiempos para casi nada. Y sí, la justicia social, el oprobio de los gobernantes etc. etc. os va a dar campo para ciento y una entrada de este blog que alumbráis ahora.
    Por mi parte voy a intentar cooperar con vosotras leyéndoos, participando y haciendo un tanto de abogado del diablo por aquello de crear polémica, enredar y no morir en el intento. Sea pues.
    Saludos blogeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.