Necesito hacer esta huelga, necesito gritar hasta qué punto estoy harta de las medidas que se están adoptando, Cómo se están aplicando y, sobre todo a Quién están perjudicando casi en exclusiva. Necesito unirme a todos los que, como yo, no entendemos nada del por qué y el para qué de todo esto.

Participé en la anterior HG para rechazar una reforma laboral que nos vendieron como la solución a muchos males y que lamentablemente ha dejado meridianamente clara toda su dureza y su crueldad con los derechos de los trabajadores.

Oyendo la petición de la Ministra Bañez en relación a los más de 4.500 despidos de Iberia, piensas que quizás a lo mejor hasta ella se ha dado cuenta de lo que alertábamos hace meses. Los derechos de los trabajadores se han dejado en manos de la “sensibilidad” de personas como Cospedal o Cebrián, así nos va.

Hoy vivimos en un mar de EREs, ERTEs, “adelgazamientos”, privatizaciones… todo diferentes formatos con un mismo final: seguir escupiendo gente al paro, un paro de irás y no volverás. Porque lamentablemente hoy por hoy es un paro de no retorno.

Manifestarse contra la gestión de esta crisis no sólo es necesario sino absolutamente imprescindible.

Es un hecho: banqueros y consejeros delegados pueden levantar el teléfono e intimidar a todo el que amenaza su estatus. Cuentan con un muro para defenderse de las medidas contra el fraude fiscal y contra los que exigen una gestión transparente, ética y responsable de sus empresas. Su blindaje contrasta con el grueso de las medidas a tomar contra una mayoría de la población dividida y sin teléfono.

Como sociedad no podemos asistir sin más al incremento diario de la lista del INEM, no podemos seguir permitiendo que cada día sean más las personas sin expectativas de futuro. No sólo tenemos que exigir tanto a la CEOE, a los empresarios como al gobierno que prioricen la creación de empleo, también tenemos que exigir el fin del actual ritmo de destrucción de puestos de trabajo que es una canallada en lo personal y una irresponsabilidad suicida en lo social.

Además se están adoptando en pocos meses todo un abanico de medidas que son a todas luces retrocesos en derechos conseguidos a lo largo de muchos años y que incrementan la brecha de la desigualdad. Se está hipotecando nuestro futuro. En la Sanidad Pública estamos asistiendo con horror a toda una serie de recortes, privatizaciones e incluso exclusiones de los inmigrantes en situación irregular; enormes retrocesos en la educación pública, investigación y cultura; servicios sociales y cooperación en vías de extinción; se nos ha subido el IVA a todos, a la vez que se regalaban amnistías fiscales; se le da ayudas públicas a bancos que desahucian a quienes no tienen nada.

No todo el mundo puede permitirse el lujo de renunciar a un día de sueldo, también es un hecho que en ciertos trabajos señalan con el dedo a los que participan en una protesta. Otros sí podemos hacerlo. No es tomarte un día libre, es dejar claro que no nos vamos a quedar parados mirando cómo pasan las cosas. No somos espectadores, somos protagonistas de nuestro futuro y queremos dejarlo bien claro: Así No.

Uno por uno somos un montón de pedruscos dispersos, todos juntos somos una pared en la que hemos escrito la palabra basta.

Y por todo esto y por mucho más, por y con mucha gente, necesito una Huelga general.

 

 

 

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][Imagen de kzev][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Publicado por Maria

Activista convencida de la necesidad de incidir para conseguir cambiar y evolucionar. Responsable de la Incidencia Política en temas internacionales en Amnistía Internacional. Este es un blog personal.

Únete a la conversación

5 comentarios

  1. Resulta que soy un jubilata por lo que, stricto sensu, no puedo hacer HG. Pero sí la puedo justificar, explicar, racionalizar, apoyar porque desgraciadamente es de las veces que está más merecida. Jamás se habían conculcado tantos derechos sociales como en este último tiempo. Pareciera que se hubieran abierto las puertas del averno y todos los demonios nos hubieran invadido. Y no es cierto. No son fuerzas extranaturales desatadas, son fuerzas controladas por seres humanos y como tal, perfectamente manejables. Es una voluntad humana perversa. Por lo tanto, combatibles. Combatámoslas pues con los medios a nuestro alcance. ¿Una HG? Pues vale. ¿Una educación de la ciudadanía para que no vote a quien no debiera? Vale también… En fin, LA IMAGINACION AL PODER!

  2. ¡¡¡¡¡ Muy bueno, María !!!!! Lo mejor es hablar clarito y el que no se quiera enterar que siga sordo y ciego, que a la larga sufrirá más.

  3. Para los millones de parados, desahuciados, enfermos, mujeres ahora sin casas ni recursos de protección ante la violencia machista, inmigrantes sin papeles, jóvenes sin futuro con estas políticas, interinos expulsados de sus necesarios puntos de trabajo, todo este inmenso dolor social que hay tras cada víctima de recortes y privatizaciones, de estos mercaderes de la muerte, que en su lógica sacrificial no tienen límites, pues, a más dolor, a más sacrificios, a más sangre, a más muerte, más les exige su incontrolable codicia… » considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho ( y no de derechas como ahora en este «reino»), a fin de que no nos veamos compelidos a supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión»…
    que es sino todos estos reales decretos leyes con los que este gobierno cada viernes, nos despide el fin de semana con el anuncio de las nuevas amputaciones a la vida, a la libertad, a la justicia y a la seguridad humana de los ciudadanos de este país. EXISTEN MOTIVOS PARA LA REBELIÓN… la HG una expresión más de la indignación…

  4. Más de cien motivos para no cortarnos de un tajo las venas.
    ¿Recordáis? Que alguien me diga algún motivo para no ir a la huelga. Yo no lo encuentro.
    Convirtamos nuestra indignación en acción y salgamos a la calle pasado mañana.
    Yo ese día no consumiré ni un café. Me tomaré las cañitas en casa. No podría mirarles a la cara a las cajeras del super o al camarero del bar donde voy. Igual no tienen la misma libertad que yo para ir a la huelga. La patronal sí que es un buen piquete. Y ya no digamos, después de la reforma laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.