Con la misma libertad que viviste, hace un mes te fuiste. La valentía una vez más fue tu compañera.

Vivimos al margen de la muerte. Nunca se la espera. Y menos la de alguien con 55 años, vital, cargada de proyectos y con una gran capacidad, ya demostrada, de tener impacto en la vida de muchas personas. Las mujeres indígenas a las que estaban esterilizando en Perú, las colombianas cuyo cuerpo es campo de batalla, ellas y muchas otras te recuerdan, te recordamos.

Un cerebro privilegiado puesto al servicio de los derechos humanos y de la justicia. Un corazón abierto y generoso. Una alegría contagiosa y una sonrisa iluminadora.

Tú muerte lo paró todo, nos descolocó, nos dejó algo más huérfanos.  El duelo, duele, y mucho.

Y de repente desde el dolor empiezas un viaje y echas a volar. A volar por los recuerdos, las anécdotas, las discusiones jurídicas y políticas, las comidas compartidas, las risas.

Personas que te queremos, que te admiramos, estamos compartiendo muchos espacios estas semanas. Pensarte, llorarte, reírte, leerte, escucharte… y continuar, como siempre, aprendiéndote es una actividad muy necesaria, es sanadora. Poco a poco la ausencia se va llenando de tu presencia.

El duelo compartido se convierte en un constante homenaje, en el que estás presente, en el que vuelas con nosotros.

A los que hemos tenido la suerte de vivirte, de acompañarte, de quererte, nos dejas un legado que nada ni nadie nunca nos podrá quitar.

Eres Luz. La luz nos rodea, la luz nos abraza. La luz nunca se apaga. Gracias Giulia.

 

 

Publicado por Maria

Activista convencida de la necesidad de incidir para conseguir cambiar y evolucionar. Responsable de la Incidencia Política en temas internacionales en Amnistía Internacional. Este es un blog personal.

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. En estos tiempos de moderación, de partidos de centro, de aconsejar «templanza», de huir de los extremos, emociona la radicalidad de Giulia por la justicia que le hacía olvidarse de todo para centrarse en su trabajo y desde su amor a la libertad y superando los miedos.
    Tres conceptos radicales, lucha por la justicia, amor a la libertad y superar el miedo, que deberían estar en el frontispicio de nuestras vidas. Gracias Giulia

  2. Yo también fui uno de esos privilegiados que conoció y compartió valores con Giulia dentro de A.I. España. Según pasan los años, uno examina y enjuicia los hechos vividos. Y haber conocido a alguien como Giulia es un privilegio, porque es de esos seres que van iluminando el camino por donde pasan y a la vez llenan de luz a quienes nos hallamos cerca. Nos quejamos de cuánto mal hay por el mundo, de cómo la Historia está llena de hechos deleznables. Y es verdad. Pero solo en parte, porque junto a tanto mal hay personas que viven el Bien y lo transmiten. ¡Éstas son las que hacen humana la humanidad! Y cuando desaparecen, queda lo que hicieron. Giulia es una de esas personas de las que creo que se puede decir abiertamente: Pasó haciendo el bien… Me esforzaré en aprender.

  3. A través de Maria pozo, te he conocido sin llegar hacerlo personalmente, pero gracias por el ejemplo que has dado. también a mi vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.