No te justifiques, bonita

¿Estamos las mujeres sometidas a más presión que los hombres? ¿Se nos juzga más severamente, se nos exige más que a ellos? Parece que sí, pero creo que a menudo somos nosotras, y entre nosotras, las que nos imponemos una serie de requerimientos y apremios, de obligaciones y constreñimientos que, en realidad, nadie nos reclama. […]

Quererse absurdamente

Sólo viviendo absurdamente se podría romper alguna vez este absurdo infinito (Rayuela) A mí estas fechas me ponen irónica. Se me activa la sensibilidad artístico-sociológica y en cada escena familiar veo una película de Berlanga, todas las conversaciones me recuerdan a Esperando a Godot y las melopeas me parecen aceptables representaciones de la Divina Comedia. […]

Razones básicas para llorar: estrategia y liderazgo empático

Cuando un bebé llora, los adultos a su alrededor se afanan en encontrar rápidamente una explicación: tendrá hambre, tendrá frío, tendrá sed. El llanto del bebé produce gran perplejidad y genera un espontáneo y genuino esfuerzo por parte de padres, abuelos y cuidadores para dar con la clave del problema: será pis, será caca. Conforme […]

Re-conciliar: la revolución de las mujeres

Reivindicaba el otro día la alcaldesa de Madrid, justamente indignada con las palabras de un concejal o consejero o lo que fuere el cabestro en cuestión, que las mujeres “perfectamente pueden trabajar y atender su casa”. Así: trabajar y atender su casa. Ay. Seguramente lo decía con la intención de defendernos, a las mujeres, y […]

El extraño síndrome del asiento vacío

No es nuevo esto de no entender a la gente. Muchas veces, especialmente cuando actúa en grupo, me deja atribulada. Pero últimamente, lo que me tiene atónita es la prisa del personal por sentarse. ¿Os habéis fijado? Sí, sí, es increíble el afán de algunos por ocupar un sitio, conseguir una silla, aposentar el trasero […]

Los cuarenta y las fortunas

Los aniversarios,  lo mismo que las fechas señaladas y las fiestas de guardar, son un verdadero fastidio.  Llegan siempre con el encargo de obligarnos a recordar, hacer balance y sacar conclusiones. Y si las cifras son redondas, peor aún, no hay escapatoria, es obligatorio mirarse al espejo y tener esa conversación incómoda con uno mismo. […]

Los derechos humanos son un buen negocio

(Este post se publicó originalmente en el Blog 3500 Millones, de El País, el 17/09/2013) En algunos ambientes, tanto del sector social como del corporativo, todavía resulta extravagante juntar “empresas” y “derechos humanos” en una misma frase y aún más si esta se formula en positivo o invitando a la convivencia. Afortunadamente, esa reacción instintiva […]

Equidistante no es un insulto

Molestábamos a unos y a otros, lo mismo nos llamaban fascistas que comunistas. Unos decían que éramos una panda de blancos prepotentes al servicio del capital, otros que les hacíamos el juego a los enemigos de la libertad. No faltó quien llegó a calificarnos de terroristas, cuando se perdió definitivamente el respeto por las palabras […]

La fuerza telúrica de las mujeres

A lo mejor es verdad que estamos locas. Pero entonces es de la demencia de donde salen nuestras fuerzas. Porque no me negarán que somos fuertes. Podemos ser más o menos decididas, más o menos libres o más o menos buenas, pero no conozco ni una mujer, ni una sola, que no sea un ejemplo […]

Buscando a Sam Seaborn desesperadamente

Escucho en los informativos que Rajoy ha pasado todo el fin de semana preparando su discurso para el Debate sobre el estado de la Nación. Y yo, que soy una romántica de la política, cierro los ojos y me lo imagino encerrado en una habitación con el mismísimo Sam Seaborn, el mítico personaje de El […]

A mí que me traten de usted

Me he pasado media vida cogiendo aviones. Durante mucho tiempo pensé que, por una cuestión de probabilidad, conocería al amor de mi vida en Barajas, en Orly o en Zaventem. En 2001, tras los atentados contra las torres gemelas, dejé de tener esa ilusión. Desde entonces, me enfurece tanto la parafernalia de seguridad de los […]

La autopista

Era muy temprano. Todavía hacía frío, pero la carretera estaba bien asfaltada. Aunque tenían dudas sobre la ruta, no discutieron: el destino parecía una certeza inaplazable. Antes del primer peaje, amaneció. Sin mirar el cuentakilómetros, él conducía atento y concentrado; ella elucubraba indolente y feliz. En un momento que no anunciaron los mapas, un túnel […]

En defensa de Bob (Esponja) y Max (Estrella)

No me prodigo mucho en la puerta del colegio de mis hijos. En las películas siempre parece un momento hermoso y feliz, pero recogerles a la salida de clase suele resultar para mí en una experiencia traumática. Me genera un extraño sentimiento de no pertenencia y el deseo insensato de ponerme a beber whisky en […]

La que me ha tocado

La  familia no la escogemos y seguramente esa es la gracia del asunto familiar. La familia, por definición o imposición, siempre está ahí, más cerca o más lejos, pero siempre ahí. Ese adverbio, reconfortantemente indefinido durante el año, se hace patente realidad con las fiestas navideñas. “Ahí” de repente es “aquí” y todo lo ocupa, […]

El hombre que no podía soñar

«Érase una vez un hombre tan cobarde que no se atrevía a soñar.  Incapaz de imaginar mundos mejores, pasaba sus días maldiciendo de todo y vigilando a sus cuatro ovejas. Las contaba una y otra vez, convencido de que al mínimo descuido podrían escapar o ser robadas. El hombre que no se atrevía a soñar […]

Ningún lugar al que volver

«Me temo que ni usted ni yo podemos parar la marcha del tiempo” (Rauffenstein, La grande illusion) Insistimos en las rutinas. Repetimos los gestos cotidianos como quien reza a un dios en el que apenas cree. Colocamos viejos objetos queridos a la vista. Nos empeñamos en recordar, en no olvidar. Pero es en vano. Todo […]

Valientes y valientas

El título de este post es sólo un reclamo, lo reconozco. “Valiente” es un adjetivo de terminación única e invariable en cuanto al género, por lo que su versión femenina es una grosería verbal y una burda manera de llamar la atención. Además, como no escribo para hacer amigos, aprovecho para confesar, aunque no venga […]